Formula 1

La F1 es un segundo más rápida

La pretemporada de Fórmula 1 ha dejado un dato inapelable: nos encontramos con los monoplazas más rápidos de la era híbrida, la que arrancó en 2014 con la mezcla de motores tradicionales y eléctricos, y que no ha conocido otro campeón que no sea Mercedes.

El 1:16.221 marcado por Vettel, y casi igualado por Hamilton y Leclerc, ha sido el registro más veloz en Montmeló, sede habitual de la pretemporada, y supera casi en un segundo redondo el 1:17.182 que el propio piloto alemán marcó casi en la misma fecha de 2018. Es de hecho, el mejor tiempo en toda la era híbrida en pretemporada, a la altura de los poderosos V8 (sólo atmosféricos) de 2006 antes de la congelación por reglamento. Trulli rodó entonces con su Toyota en 1:15.9 en los últimos test de diciembre.

La mejora de las unidades de potencia híbridas desde que se iniciaron en 2014 ronda ya los nueve segundos, ya que arrancaron en Montmeló sobre el 1:24.8 en el mejor de los casos, y se estima que combinando las potencias eléctricas y atmosféricas ya superan los 1000 CV de potencia.

¿Mejora el espectáculo?

El crono de Vettel es similar al que valió la pole en Montmeló 2018 a Hamilton 1:16.1, dos meses después de acabar la pretemporada, con lo que si se aplica la misma lógica de mejora y desarrollo, este año se podría ver otro segundo menos, hasta el 1:15 dentro de un par de meses en el GP de España, tiempos más propios de 2006, cuando Alonso logró la pole con 1:14.6.

Lo que desde luego traerá aparejado esta mejora en la velocidad es el nuevo récord de vuelta rápida más veloz de la historia que se hará en Monza este año. Lo tiene Raikkonen en su poder con 263.588 km/h de media, logrado el pasado mes de septiembre.

A efectos del espectador, supone poco cambio, ya que apenas se aprecia en televisión. ¿Y en pista? Pese a la rebaja, el intento de la FIA de mejorar los adelantamientos por ahora no es demasiado alentador, ni la mejora del DRS para adelantar en recta, ni los alerones simplificados por reglamento para evitar turbulencias. Para varios pilotos sigue siendo igual de frustrante rodar tras otro rival e intentar pasarle.

Deja un comentario